domingo, junio 11

El Cantar de los Cantares





I
Una noche de esas en que la luna mengua,
te encontrare en el bosque,
entre la muchedumbre que baila los ritmos del universo y se embriagan
aun sin probar el vino.
Tú no me reconocerás,
habrás olvidado ver lo que es realmente importante.
Pero yo cantare las canciones que miles de lunas atrás me enseñaste,
en el lenguaje secreto que solo tú y yo conocemos
te apartarás de la multitud
y no darás crédito a tus oídos,
cuando con regocijo escuches mi voz,
esa que te cantaba y arrullaba tu cuerpo entre gemidos.
Loco de alegría, me enseñaras tu pecho,
querrás que cure tus heridas.
Pero no. El tiempo no ha llegado,
aun no lo apreciarías.
ambos sabemos que aun hay muchos caminos por recorrer,
pero que todos te traerán de vuelta a mí.
porque yo soy Todo,
y mi nombre es la Eternidad.
Tu madre hermana, tu hija amante,
tú reina esclava.

Te dejare buscar otros cuerpos, otros rocíos,
nuevos sabores.
Yo beberé los mostos y los licores,
me entregare al delirium tremens,
de los que solo viven para el momento.
Porque tu sabes que yo soy La Única,
La Indicada.
La Luna que da luz a tus noches húmedas,
y que solo dentro de mi estas seguro.

Cumplirás tu promesa,
la que me hiciste aun antes de que existiéramos.
Volverás a mi cuando sean las 12
Volverás a mi cuando se la hora.
Y en cada luna nueva le pondré ofrendas de incienso a todos los dioses,
y a los espíritus del mar y las montañas,
para que cuiden de ti hasta el final de los tiempos.

...Volverás a mi cuando todas las luces del universo se hayan apagado.


Penélope Collado

1 comentario:

Anónimo dijo...

:-)