jueves, noviembre 2


Nubes
Había una vez, en una hermosa mañana de mayo, dos traviesas nubecillas que jugaban a hacer figuras en el cielo para entretener a los niños que abajo jugaban.

Una de ellas le dijo a la otra, en el idioma secreto que solo las nubecillas conocen, que estaba feliz de ser una nube, y que sabia que un día caería al suelo en forma de lluvia, y así comenzar el precioso ciclo de la lluvia que la Madre Naturaleza había creado milenios atrás.

La otra nubecilla le contestó que todo, inclusive las piedras del río, tenían su lugar y su función en el mundo. Las flores daban color al campo, el sol daba luz y calor y los niños eran el futuro de la humanidad.
Y se alegraron, de que en aquella hermosa mañana de mayo, nada pudiera arruinar su felicidad.



Es un cuentecito que le escribí a una amiga,

y me resulto tan gracioso que lo puse aquí.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo soy Jorge y soy de León..me encanta la foto de las nubes..!!!..y me encanta esa espontaneidad al decir las cosas..jejej..yo tengo un fotolog..te invito!fotolog.com/rodonet.
Ojala que seamos algo felices..