lunes, marzo 31


Mi generación es una turba heterogénea de tribus díscolas, un confederado de esperanzas que de tanto brillar, se agrisan.

Y nosotros, hijos del no va más, del subdesarrollo que vetustamente se asentó en los huesos de esta media isla, salpicada, aquí y allá, por los lustrosos fantasmas del progreso prometido, buscamos como autómatas de plástico de entre los estereotipos que el capitalismo importa el que calce con nuestro hatillo desprecios y frustraciones, nuestros módicos canibalismos.

Collado

No hay comentarios.: