miércoles, noviembre 19

Carta hipotetica a mi hija [sigo kitsch]



no te enamores de un poeta
hija mía
prefiere en vez
un abogado de traje gemelos corbata
o un oficinista de esos que siempre
combinan los zapatos y los calcetines

no te enamores de un poeta
hija mía
aléjate si sientes en tu corazón
el delirium tremens de los que solo sueñan
olvida esos campos de estrellas
los dulces besos de plata.

prefiere una boda de blanco y champán buffet fotos con tu suegra pajes damas de honor
a mil noches de sexo poesía bessie smith neruda jazz aceitunas

prefiere a un hombre que te mire con la lujuria con que mira el noticioso
que te haga el amor con la misma pétrea naturalidad
con la que troncha el pavo o lleva el kilometraje del carro o las cuentas de la oficina

Y serás módicamente feliz con hijos perfectos y vida perfecta
10 kilos mas y sexo de rutina
algunos domingos por la noche

dirán tus amigas en el club campestre
¡que dichosa eres!
y darás las gracias de rigor mientras
len
ta
men
te
tragas las frustraciones de tu vida perfecta

cásate, hija mía, niña mía
con un hombre gris y cabal
(nunca un poeta)
que pueda darte una casa e hijos
y no te haga perder nunca la cabeza
un hombre que
no pueda llegar a tu corazón
ni lastimarte.

3 comentarios:

Nauj-Hitokiri dijo...

La parte que mas amo de ti es tu cabeza, es la única protuberancia que pareces tener,y te es mas útil que las que no tienes. Tu mente pene es preciosa,usala con más frecuncia; me gusta leer las cosas sinceras que salen de alli

Ra! dijo...

De nuevo, sin palabras, ya me acosumbro a saber que pasará eso cuando leeré algo nuevo en tu blog... pero cada vez es distinta, pues cada vez es más intenso. Sin embargo, Juan como siempre tiene algo que decir xD... y como siempre sabio y real =).

Adriano a dijo...

Conozco a más de una mujer a la que quizás podría despertar con este poema...