martes, marzo 17

mi corazón, François.


Enamorarme de ti no sería un acto inteligente,
Sería, más bien, suicida, el equivalente sentimental a saltar a las vías de un tren enfurecido. Y no puedo François. No puedo porque mi corazón es una niña curiosa. Mi corazón es. Por eso tengo que con toda la fuerza de mis huesos tenerla a raya, contenerla, descifrarla. Guardar con cuidado sus juegos, sus vaivenes de marea tierna, que se cree brava porque tiene espinitas, igual que la Flor. Tengo que vigilarla François, no vaya a ser que me meta hondo en un problema

/ no vaya a ser que me meta hondo en ti.

Mi corazón, François, es una niña que juega en un parque, creyendo ver entre los árboles mustios bosques infinitos. Tengo que cuidarla François, es la única que tengo. Por favor François, no le ofrezcas dulces a mi niña, es curiosa e imprudente, es soy una niña.

Mi corazón, François.

Por favor

No le ofrezcas dulces.



sept 08

2 comentarios:

Ra! dijo...

áchaa :P

itzel. dijo...

Wow! realmente bueno!
Gracias Penélope!