miércoles, octubre 7

esto no es un poema.




quiero ir al cine, hacer el amor, eso que le dicen amor y que solo sé hacer contigo. ir al supermercado –juntos siempre es más divertido- comprar aceitunas, comerlas mirándote a los ojos. beberte la piel. tomar tu mano en los semáforos infinitos de la churchill. esperar el fin del mundo desnuda en tu cama. sentir que el paris de los amantes de los cuentos de amor está donde tu estás. sentirme frágil al lado tuyo/ sentir que todo lo puedo al lado tuyo. escuchar tu voz antes de dormir, después de lavarme los dientes, después que la tormenta cotidiana pasa y llega la calma chicha, escuchar tu voz y soñar con tu boca meciéndome los párpados. y despertar sabiendo que te tengo como un ancla, como un puerto seguro, como una luna nueva. descubrirte mío y asombrarme por los colores que te arrancarán los días venideros; construir mi amor en ti con la fuerza de esos días. saber que hay partes de ti que sólo yo conozco y que tengas claro que hay partes de mí que sólo a ti destino. exorcizarme el desasosiego, olvidar lo que he llorado y sentir que este amor aun tiene fuerzas para cambiar el orden de tu universo, que estos huesos pueden refugiarse en los tuyos por mucho rato aún, y no perder el color de tu espalda en los rincones de mi memoria.

2 comentarios:

Nivreial dijo...

una entrada melancolica :)

unpoetaconalas dijo...

me gustó porque quiero ir al cine y tambien quiero hacer el amor.... saludos desde el DF