domingo, mayo 23

soneto cursi y mal escrito a un amigo que nunca quiso tomarse conmigo un café.


Ya dijiste que te gusta lo sencillo
Yo por mi parte odio la métrica
Prefiero otra libertad estética
o el brebaje oscuro de un pocillo

días tengo invitándote a un café
ejercicio absurdo; una noria
pero típico de mi no pierdo la fe
ante la realización de tan sencilla ceremonia

esto no pretende ser un soneto
pero si te hace sonreír y te convence
con tazas de por medio hacemos un dueto

quiero celebrar con vos la (des)gracia de estar vivos
pero si me dices que no, ten por seguro
que estos son los últimos versos que te escribo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

jajajajaja ... esto no fue para mi , verdad? solo por si acaso no es obligado tomar cafe!