miércoles, agosto 18

dermis

voy mudando la piel del alma.
 con ganas de reir en las lágrimas, asisto a la metamorfosis de la añoranza y la tristeza, su manera de trocarse en olvido y cicatrices, en lentos pasillos de lq memoria a los que nunca volveré, salvo en esas eventuales noches en las que descrea la fuerza de mi latido.
pero ahora el mundo parece ser otra cosa.
 yo sólo cruzaré los dedos.
mientras pienso en ti.

No hay comentarios.: