martes, julio 3

Veintiuno.





El mundo lo hizo de nuevo.

Le dio la vuelta lenta e inmensa
a esa incandescencia lejana
 que tiene el poder terrible
de hacer crecer las flores y pudrir las guayabas
cuando son las doce, y el sudor.

Otra vuelta en mi eje inexacto y contingente
a pesar de mí, contra mí
y me cobra cada bocanada
recordándomelo.

El mundo es ese toro mecánico
que te embiste con el hastío del tiempo
y te nubla en las horas largas
con la rabia de pies que muerden el suelo

A quien he de felicitar hoy
 a él, o a mí
que apenas existo
y soy un número
dentro de mi cuerpo,
bajo la candela blanca
a pesar de los tantos otros cuerpos

que esperan que sea feliz
que sonría a pesar del sol
y quiera comer bizcocho
sobre el desastre y la repetición
emocionada

a pesar del rímel
y de las armaduras.

Ellos no entienden que yo entiendo.
Que no puedo ser feliz hoy porque no he sabido serlo
en los otros veinte días que fueron iguales a este.

Me dicen que ahora
puedo emborracharme en cualquier lugar del mundo
(pero yo sigo aquí, y ellos también)
que soy dueña de mi vida
 aunque viva con mis padres
que soy egoísta por sentir fastidio y pena
por mi o por el resto.

Pero los cumpleaños se parecen tanto
a los funerales.

La gente se reúne
a celebrar la vida
 y en un corro enumeran las bondades
del laureado.

Los cumpleaños, al menos
tienen
una vena reconfortante
como la tierra húmeda
que arropa a los muertos.


Eventualmente no seré capaz
de agarrar al toro mecánico
en alguna embestida
más temprano o más tarde
me iré en una fiesta inevitable
maquillada
en la armadura final.
 

Y estoy segura, ellos
 querrán algo de mi
igual que en mi cumpleaños.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Te admiro. Felicidades.

Nivreial dijo...

Capturaste bien el amarguito que parece que nadie más ve el día en que la vida conspira para recordarle a uno la muerte.
Memento mori, carpe diem.

wasarry Say nO MOre dijo...

Muy bueno. Me gusta eso de que al terminar de leerte, no suenas a todos los que conozco.

Muy lindo espacio. Seguiré leyendo.

:)


W.

Josseiris Cuevas dijo...

Un año más, un año menos.. Saludos!

Anónimo dijo...

Ya hace tiempo que los fans no vemos nada nuevo por aqui!!! Año nuevo, textos nuevos!!!

Juanito dijo...

Tus palabras son como pasos que siento uno a uno sobre mi traquea... que me dejan sin aire y se me llevan las tildes

Juanito dijo...

Tus palabras son como pasos que siento uno a uno sobre mi traquea... que me dejan sin aire y se me llevan las tildes

Anónimo dijo...

Mielda, tres años ya.

Anónimo dijo...

Feliz cumpleaños...Desde el mausoleo donde yace la niña que fuiste. O algo así...